dijous, 1 de maig de 2014

Sexo y filosofia. Sobre "mujer" y "poder"


El cambio producido en los mores ofrece a los varones bastantes posibilidades de expandir su ego y hasta sus fantasmas: compañeras económicamente independientes, matrimonios que pueden deshacerse, contracepción y aborto, disponibilidad sexual, servicios tolerables, y todo a costa sólo de ser algo más amables. Porque la llamada redefinición del varón se limita a eso. Instalados en cierta anomia, no precisamente creativa, a estas alturas solo deploran el componente puritano de algunos feminismos.
Por lo demás, dada la diversa rapidez de cambio de los distintos sectores sociales, hay un amplio mercado de oferta femenina: toda la gama que va de la mujer tradicional, doméstica, a la varonil en sus conductas morales. Pueden incluso mantener a ambas a la vez. Variedad, cantidad y precios módicos: la argumentación sustituye a la moneda, el encanto de la moneda: sin entrar en competencia verdadera, la ideología diferencial provee de féminas-amantes-madres-cultas compañeras a cualquiera que las necesite menos a las mujeres, claro está.


Amelia Valcárcel